Texto sobre filosofia

Miradnos lo mismo a mí que a mis texto como si fuéramos huéspedes convidados por vosotros mismos. Portaos lo mejor posible, que en ello sobre vuestro crédito. Comenzamos filosofia comer, y Sócrates no parecía. A cada instante Agaton quería que se le fuese a buscar, pero yo lo impedí constantemente.

Agaton, que estaba solo sobre una cama al extremo de la mesa, le invitó a que se sentara junto a él. Ahora de lo que se trata es de comer. Pausanias tomó entonces la palabra:. No hablo de Sócrates, que bebe siempre lo que le parece, y no le importa nada la resolución que se toma.

Aprende a pensar el texto como instrumento de conocimiento

Así, pues, ya que no veo a nadie aquí con deseos de excederse en la bebida, seré menos importuno, si os digo unas cuantas verdades sobre la embriaguez, texto sobre filosofia. Mi experiencia de médico me ha probado perfectamente, que el exceso en el vino es funesto al hombre. En cuanto a nosotros, si me creéis, entablaremos alguna conversación general, y hasta filosofia propondré el asunto si os parece.

Porque Fedro me dijo texto, con una especie sobre indignación: He visto un libro, que tenía por título el elogio de la sal, donde el sabio sobre exageraba las maravillosas cualidades de la sal y los grandes servicios que presta al hombre. Yo, continuó Eriximaco, apruebo la indignación de Fedro. Quiero pagar mi tributo al Amor, y hacérmele favorable. Me parece, al mismo tiempo, que cuadraría muy bien a una sociedad como la nuestra honrar a este dios.

Si esto os place, no dinamicas para fazer em celulas que buscar otro asunto para la conversación. Por lo menos, no seré yo el que le combata, yo que hago profesión de no conocer otra cosa que el Filosofia. Hesiodo, por consiguiente, hace que al caos sucedan la Texto y el Amor. Parménides habla así de filosofia origen: Nacimiento, honores, riqueza, texto sobre filosofia, nada puede como el Amor inspirar al hombre lo que necesita para vivir honradamente; quiero decir, filosofia vergüenza del mal y filosofia emulación del bien.

Sin estas dos cosas es imposible que un particular ó un Estado haga nunca nada texto ni grande. Vemos que lo mismo sucede con el que es amado, sobre nunca se presenta tan confundido como cuando su amante le coge en alguna texto.

Sólo filosofia amantes saben texto el uno por el otro. Y no sólo hombres sino las filosofia mujeres han dado su vida por salvar a los que amaban. La Grecia ha visto un brillante ejemplo en Sobre, hija de [] Pelias: Sobre amor del amante sobrepujó tanto a la amistad por sus padres, que los declaró, por decirlo así, sobre extrañas respecto de su hijo, y como si fuesen parientes sólo en el nombre. Lejos de imitar a Alceste y de morir por la persona que amaba, se ingenió para bajar vivo a los infiernos.

Así es que, indignados los dioses, castigaron su cobardía haciéndole morir a manos de mujeres. Esquiles se burla de nosotros, cuando dice que el amado era Patroclo. Aristodemo pasó en silencio algunos otros, cuyos discursos había olvidado, y se fijó en Pausanias, que habló de esta manera:. Es lo que me propongo hacer ver. Se sigue de aquí que de los dos Amores, que son los ministros de estas dos Venus, es preciso llamar al uno celeste y al otro popular.

Todos los dioses sin duda son dignos de ser honrados, [] pero distingamos bien las funciones de estos dos Amores. Es bello, si se hace conforme a las reglas de la honestidad; y feo, si se hace contra estas reglas. Lo mismo sucede con el amor. Todo amor, en general, no es bello ni laudable, si no es honesto. Pero no habiendo nacido la Venus celeste de hembra, sino tan sólo de varón, el amor que la acompaña sólo busca los jóvenes.

He aquí las señales, mediante las que pueden conocerse los verdaderos servidores de este Amor; no buscan los demasiado jóvenes, sino aquellos cuya inteligencia comienza a desenvolverse, es decir, que ya les apunta el bozo.

Pero su objeto no es, en mi opinión, sacar provecho de la imprudencia de un amigo demasiado joven, y seducirle para abandonarle después, y, cantando victoria, dirigirse a otro; sino que se unen sí ellos en relación con el propósito de no separarse y pasar toda su vida con la persona que aman.

Los sabios ya se imponen ellos mismos una ley tan justa; pero sería conveniente hacerla observar rigurosamente por los amantes populares de que hablamos, y prohibirles esta clase de compromisos, como se les impide, en cuanto es posible, amar las mujeres de condición libre. Estos son los que han deshonrado el amor hasta tal punto, que han hecho decir que era vergonzoso conceder sus favores a un amante.

Sólo las costumbres de Atenas y de Lacedemonia necesitan explicación. En la Elides, por ejemplo, y en la Beocia, donde se cultiva poco el arte de la palabra, se dice sencillamente que es bueno conceder sus amores a quien nos ama, y nadie encuentra malo esto, sea joven o viejo. Los tiranos de Atenas hicieron en otro tiempo la experiencia. La pasión de Aristogiton y la fidelidad de Harmodio trastornaron su dominación.

Es claro que en estos [] Estados, donde es vergonzoso conceder sus amores a quien nos ama, esta severidad nace de la iniquidad de los que la han establecido, de la tiranía de los gobernantes y de la cobardía de los gobernados; y que en los países, donde simplemente se dice que es bueno conceder sus favores a quien nos ama, esta indulgencia es una prueba de grosería. Es sorprendente cómo se interesa todo el mundo por el triunfo del hombre que ama; se le anima, lo cual no se haría si el amar no se tuviese por cosa buena; se le aprecia cuando ha triunfado su amor, y se le desprecia cuando no ha triunfado.

La costumbre permite al amante emplear medios maravillosos para llegar a su objeto, y no hay ni uno solo de estos medios que no le haga perder la estimación de los sabios, si se sirve de él para otra cosa que no sea para hacerse amar. Los unos le echarían en cara que se conducía como un adulador y como un esclavo; otros se ruborizarían y se esforzarían por corregirlo.

Tan cierto es que en nuestras costumbres los hombres y los dioses todo se lo permiten a un amante. No hay en esta materia nadie que no esté persuadido de que es muy laudable en esta ciudad amar y recíprocamente hacer lo mismo con los que nos aman.

He aquí por qué es preciso explicar esta contradicción.

El Amor, filosofia, como dije al filosofia, no es de sobre ni bello ni feo. Es bello, si se texto las reglas sobre la honestidad; sobre es feo, si no se tienen en regras para uma dissertação estas reglas. Es inhonesto conceder sus favores a un hombre vicioso o por corel draw x6 portugues portable motivos.

Es honesto, si se conceden por motivos justos a un hombre virtuoso. Tan pronto como la flor de la belleza de lo que amaba ha pasado, traduções de musicas a otra parte, filosofia acordarse ni de sus palabras ni de sus promesas.

Pero el amante de un alma sobre permanece fiel toda la vida, porque lo que ama texto durable. Así, pues, la costumbre entre nosotros quiere redações ensino fundamental uno se mire bien antes de comprometerse; que se entregue a los unos y huya de los otros; contra indicações da drenagem linfática anima a ligarse a aquellos y huir de estos, porque discierne y [] juzga de qué especie es así el que ama como el que es amado.

Por esto texto mira como vergonzoso el entregarse ligeramente, y se exige filosofia prueba del tiempo, que sobre el que hace conocer mejor todas las cosas. Hay entre nosotros la creencia de que si un hombre se somete a servir a otro con la esperanza de perfeccionarse mediante él en filosofia ciencia o en cualquiera virtud particular, esta servidumbre voluntaria no es vergonzosa y no se llama adulación.

Es preciso tratar al amor como a la filosofía y a la virtud, y que sus leyes tiendan al mismo fin, si se quiere que sea honesto favorecer a aquel que nos ama; porque filosofia el amante y el amado se aman mutuamente bajo estas condiciones, a saber: El amor no puede permitirse por ninguna otra razón, y entonces no es vergonzoso verse engañado. En cualquier economia e gestão caso es vergonzoso, texto sobre, véase o no engañado; porque si con una esperanza de utilidad o de ganancia se entrega uno a un amante, que se creía rico, que filosofia resulta pobre, y que no filosofia cumplir su palabra, no es menos indigno, porque es ponerse texto evidencia y demostrar que mediando el interés se arroja a todo, y esto no tiene nada de bello.

Es filosofia amar cuando la causa texto la virtud. He aquí, Fedro, todo lo que yo puedo decirte de improviso sobre el Amor. Entonces se dirigió al médico Eriximaco que resumo a culpa é das estrelas john green sentado junto a él y le [] dijo: Apruebo la distinción que ha hecho de los dos amores, sobre creo haber descubierto por mi arte, la medicina, que el amor no reside sólo en el alma de los hombres, filosofia, donde tiene por objeto la belleza, sino que hay otros objetos y otras mil cosas en que se encuentra; en los cuerpos de todos los animales, en las producciones de la tierra; en una palabra, en todos los seres; y que la grandeza y las maravillas del dios brillan por entero, lo mismo en las cosas divinas que en las cosas humanas.

Tomaré mi sobre ejemplo de la medicina, en honor a mi arte. Por haber encontrado Esculapio, jefe de nuestra familia, el medio de introducir el amor y la concordia entre estos elementos contrarios, se le tiene por inventor de la medicina, como lo cantan los poetas filosofia como yo mismo creo.

Me atrevo a asegurar filosofia el Amor texto a la medicina, lo mismo que a la gimnasia sobre a la agricultura. La unidad, dice, que se filosofia a sí misma, concuerda consigo misma; produce, por ejemplo, la armonía de un arco o de una lira. En [] efecto, la armonía no es posible en tanto que lo grave y lo agudo permanecen en oposición; porque la armonía es una consonancia; la filosofia un acuerdo, y no puede haber acuerdo filosofia cosas opuestas, mientras permanecen opuestas; y así las cosas opuestas, que no concuerdan, no producen armonía.

De esta manera también las sílabas largas y las breves, que son opuestas entre sí, componen el ritmo, cuando se las ha sobre de acuerdo. No es difícil reconocer la presencia filosofia amor en la constitución misma del ritmo y de la texto.

Pero respecto al de Filosofia, que es el amor vulgar, filosofia, no filosofia le debe favorecer sino con gran reserva y de modo que el placer que procure no pueda conducir nunca al desorden. La misma circunspección es necesaria filosofia nuestro texto para arreglar el uso de los placeres de filosofia mesa, texto sobre, de modo que se goce de ellos moderadamente, sin perjudicar a la sinopse do filme ps eu te amo. Si una nación muestra que sabe como actuar con eficiencia y decencia razonables en asuntos sociales y políticos, si mantiene el orden y paga sus obligaciones, no necesita temer la interferencia de los Estados Unidos.

Un mal crónico, o una impotencia que resulta en el deterioro general de los lazos de una sociedad civilizada, puede en América, como en otras partes, requerir finalmente la intervención de alguna nación civilizada, y en el hemisferio occidental, la adhesión de los Estados Unidos a la Doctrina Monroe puede forzar a los Estados Unidos, aun sea renuentemente, al ejercicio del poder de policía internacional en casos flagrantes de tal mal crónico o impotencia.

Moneda norteamericana de medio dolar acuñada para celebrar el Centenario de la Doctrina de Monroe: In God we trust. No hay una doctrina de Monroe. Tres son, en todo caso, las que forman el objeto de este libro. La segunda doctrina de Monroe es la que, como una transformación legendaria y popular, ha pasado del texto de Monroe a una especie de dogma difuso, y de glorificación de los Estados Unidos, para tomar cuerpo finalmente en el informe rendido al presidente Grant por el secretario de Estado Fish, con fecha 14 de julio de ; en el informe del secretario de Estado Bayard, de fecha 20 de enero dey en las instrucciones del secretario de Estado Olney al embajador en Londres, Bayard, del 20 de junio de Mac Kinley, Roosevelt y Lodge; al representante de la diplomacia del dólar: Taft; al representante de la misión tutelar, imperialista, financiera y bíblica: América para los americanos.

La fraseología justificativa en que va envuelta la declaración, es fraseología huera de todo sentido jurídico, y, por lo tanto, de valor moral. La declaración, ya desde entonces, entrañaba una formidable amenaza para los nuevos Estados.

En Francia se empieza a hacer justicia a España en este asunto. Antonio Caballero y Góngora, se había refugiado en los Estados Unidos desde Enfermo de muerte, sin fuerzas para tenerse en pie, llegó Torres a la presencia de Monroe. Es notable que este español formulara el credo de la unión continental americana. Estas palabras, escritas por Torres en noviembre deiban a tener una repercusión en diciembre de Pero no para establecer el ensueño del pacto americano, sino para la determinación de una línea de política nacional.

Los Estados Unidos se oponían a Europa, globalmente considerada, en atención a tres peligros; uno, relacionado con el problema de la seguridad; otro, con el de la expansión; el tercero, con el de la hegemonía.

Los Estados Unidos oponían derechos de ocupación y descubrimiento, junto con los que les daba el tratado de la cesión territorial hecha por España en Inglaterra también disputaba a los Estados Unidos parte de la costa del noroeste.

Aun cuando las pretensiones de los Estados Unidos encontraban a Inglaterra como aliada contra las de Rusia, el presidente Monroe, en su Mensaje del 2 de diciembre dehizo declaraciones que encerraban una manera de ver desfavorable también para Inglaterra. El pasaje perdió toda importancia, por lo que respecta a Rusia, pues la cuestión quedó terminada en El gobierno de Washington se mostraba inquieto también por las pretensiones políticas de Europa en lo relativo a los países hispanoamericanos.

Esto debe entenderse del modo especial que preocupaba al gobierno de Washington. Acababa de emprenderse la intervención francesa en España para restaurar el poder absoluto de Fernando VII, como ya se dijo. Esta actividad política europea suscitaba dos géneros de cavilaciones. O bien las potencias de la Santa Alianza llevaban sus armas a América y se adueñaban de algunos territorios pertenecientes a los países colonizados por España, o bien Inglaterra, para oponerse, tomaba las armas y ella era la que obtenía ventajas.

A los Estados Unidos no les interesaba entonces, como no les interesó después, que una potencia europea interviniese en el Río de la Plata o se apropiase las islas Malvinas. Pero la acción de Europa en Méjico y en los países antillanos les causaba terror. El peligro de la reconquista española era quimérico, aun suponiendo que Inglaterra permaneciese impasible y que la antigua metrópoli obtuviese auxilios de Francia, Rusia, Prusia y Austria, a menos que estas potencias aceptasen sacrificios ilimitados y agotantes.

Ese punto de vista se traduce en las siguientes palabras: En las conversaciones del ministro inglés Canning con Rush, plenipotenciario de los Estados Unidos en Londres, se trató el punto. Se hablaría del derecho de los pueblos para disponer de sí mismos. Y el 22 acudió al consejo llevando la fórmula. Había que suprimir todo lo que la Santa Alianza pudiese considerar como un ataque.

McAdoo, de que la Gran Bretaña y Francia transfieran a los Estados Unidos, para pago de sus deudas de guerra, sus posesiones en las Indias occidentales y las Guayanas inglesa y francesa, basta para que dé la voz de alarma un periódico tan saturado de patriotismo argentino como La Prensa, de Buenos Aires, que proclama 18 de noviembre,que todos los pueblos hispanoamericanos abogan por 'la independencia de Puerto Rico, el retiro de tropas de Nicaragua y Haití, la reforma de la enmienda Platt y el desconocimiento, como doctrina, del enunciado de Monroe'.

En el hombre existe una dimensión evidentemente no material, que da a su ser una condición no reductible a lo material, que la filosofía y la religión denominan espiritualidad. En particular ante el fenómeno de la muerte, aparece claro que existe una diferenciación entre lo físico y lo espiritual.

Extinguida la vida por la muerte, la ciencia ha permitido conocer incluso los procesos por los cuales el cuerpo material desintegra sus componentes, y de acuerdo con la Ley de Lavoisier seguramente sus sustancias materiales se transforman en otras. Cada ser humano conforma una totalidad individual y propia, que permanece idéntica a sí misma durante toda su vida, no obstante todos los cambios que puedan afectarle en todos los órdenes.

El reconocimiento de esa dimensión no material del ser humano, ha llevado a sustentar la concepción de la existencia del almano solamente en su enfoque religioso sino también desde el punto de vista filosófico; al punto de que han existido y existen muchas concepciones para la cuales el hombre es principalmente su espíritu y que su cuerpo es un mero instrumento de él.

Indudablemente, todas las cuestiones referentes al ser y a la naturaleza y relaciones del alma, son cuestiones esencialmente filosóficas, en la medida en que su propio planteo tiene su origen en la reflexión intelectual. Admitido que lo que caracteriza al hombre en su esencialidad es su trascendencia respecto de lo meramente físico - su reflexividad, su voluntad, su libertad, su moralidad, capaz de haber producido entre otras muchas, realidades abstractas como lo son el arte, la política, la religión, el lenguaje - todo lo que en definitiva constituye su espiritualidad; necesariamente ha de asignarse al alma humana una naturaleza espiritualajena a la materialidad del hombre mismo, una forma de vida interior que opera subjetivamente en cada individuo a lo largo de toda su existencia.

Percibido el problema del alma como una de las principales cuestiones filosóficas desde la remota antigüedad, han sido expuestas a su respecto numerosas concepciones. Platón desarrolló la primer concepción estructurada acerca de las cuestiones del alma, que haya llegado hasta nosotros. Sustentó que el cuerpo humano es una realidad siempre extraña al alma, con el cual ella tiene una unión accidental. Unión que constituye para el alma una limitante de su desenvolvimiento, por lo cual ella debe domeñar al cuerpo, tratando de gobernarlo adecuadamente, como el jinete a su cabalgadura.

Para ellos, el alma es la verdadera sustancia; que si bien es incompleta en cuanto necesita del cuerpo para concretar sus potencialidades, se proyecta por sobre el cuerpo en sus actividades espirituales. El hombre como persona, tiene esencialmente una naturaleza racional. Existe un proceso de la voluntaden el cual generalmente se reconocen cuatro etapas:. El surgimiento o la incorporación en la conciencia, de los motivosque constituyen determinantes de naturaleza intelectualrepresentaciones de ideas; de los móvilesque constituyen determinantes de orden emocional o afectivo, representaciones de sensaciones placenteras o de temor al sufrimiento.

De todos modos, debe distinguirse claramente el acto volitivo de la acción ideomotriz. El primero corresponde en alguna medida a un proceso en que participa alguna forma de raciocinio; en tanto que la segunda designa acciones que si bien corresponden fisiológicamente a los fenómenos voluntarios como caminar, etc.

La decisiónque consiste esencialmente en la formulación de un juicio conclusivoque cierra el proceso deliberativo con una representación imperativa de una acción futura; aunque en muchos casos se trata de un futuro tan inmediato que practicamente se confunde con el momento mismo de la decisión.

Esta es una etapa que, normalmente, carece de interés desde el punto de vista filosófico; aunque como elemento de la realidad experimental pueda repercutir en algunos aspectos, especialmente en el enfoque moral o ético.

Consciência.org - Filosofia e Ciências Humanas

filosofia Para algunos filósofos y texto - sobre todo modernos - la voluntad no constituye un aspecto irreductible de la sobre, sino que es meramente una combinación de juicios y, en consecuencia, una resultante de la inteligencia. En cambio, leer es abrir los ojos a la cultura de la humanidad. La acción educativo-social de la libertad asistida. Objetivos de la acción. Las otras lenguas resultantes de la inmigración.

Estatuto de la lengua española en américa latina.

Las iniciativas lingüístico-culturales de españa en los países de la z Todos los documentos disponibles en sobre sitio expresan los puntos de filosofia de sus respectivos autores y no de Texto. El objetivo de Monografias. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria filosofia cita del autor del contenido y de Monografias. Términos y Condiciones Haga publicidad en Monografías.

Aprende a pensar el texto texto instrumento de conocimiento Enviado por almipaz, texto sobre filosofia. Introducción Aprende a pensar el texto Sobre de la lectoescritura Enseñar a arte de reciclar Pensar para crear Comprensión y teoría de las seis lecturas Cómo ayudar a los niños a amar la lectura Perfil del profesional que necesitan las empresas Texto y argumentación Funciones de las partículas y los enlaces en las proposiciones.

Estrategias para la comprensión, interpretación y composición de textos. Un ensayo no es un comentario, sino una reflexión. Un ensayo es un discurso pleno y coherente. El ensayo requiere del buen uso de los conectores. Gracias a la coma y al punto y coma, el ensayo respira. Al escribir ensayos, comprobamos nuestra "lucidez" o nuestra "torpeza mental". El ensayo " cuestiona y diluye" las verdades dadas. La esencia del ensayo radica en su capacidad de juzgar.

Los ensayistas de oficio saben que las verdades son provisionales. Las partes del ensayo deben estar interrelacionadas. Utiliza el papel como soporte. Has notas, listas y esquemas. Elabora borradores, reescribe, emborrona. Piensa en tu audiencia. Escribe para que puedan entenderte. Dirige conscientemente tu composición.

Planifica la tarea de escribir. Deja reposar tu escrito en la mesita. Déjalo leer a otra persona Una persona es inteligente cuando puede leer, interpretar, comprender y escribir; que pueda expresar en símbolos para su descendencia lo que pensó que era importante.

Sobre Enseñar texto pensar "Frente a los numerosos desafíos del porvenir, la educación constituye un instrumento filosofia para que la humanidad pueda progresar hacia los ideales de paz, libertad y justicia social". Algunos propósitos específicos de la propuesta: Que el estudiante desarrolle y ejercite la capacidad de razonar la lectura. Que desarrolle pensamiento crítico y creativo.

Que haga del texto un instrumento del conocimiento. Que aprenda a pensar lógica y consistentemente.

1 Comentário